carmen bueno

Consultoría

Un proyecto cultural surge de una inquietud emprendedora, en el seno de una institución o promovida por una persona o un grupo.  Puede ser una iniciativa espontánea, que responde al deseo de abordar o exponer determinado tema, o a la intención de dar valor a determinado lugar o recurso patrimonial; otras veces, el impulso lo marca un hito histórico, científico o artístico.  Pero también puede surgir del deseo de participar en un mega evento en marcha, o de ser el organizador o la sede de un evento periódico excepcional. Un consultor con experiencia acumulada en este tipo de acciones es el aliado esencial para convertir esas primeras ideas en un proyecto.

Servicios de consultoría

Acompañar y guiar a los promotores de un proyecto en el conjunto o en alguna de sus facetas; desde el inicio, hasta que se consolide como proyecto. 

A partir de ahí, el consultor puede seguir en una función de supervisión y seguimiento del proyecto, o pasar a asumir la responsabilidad ejecutiva del conjunto o de partes de este.

Desde la consultoría se brinda el apoyo necesario a las instituciones promotoras de una iniciativa para optimizar resultados y hacer viable el proyecto: planes directores, planes de necesidades arquitectónicas, preparación de candidaturas, metodología y preparación de concursos,  selección de colaboradores técnicos y artísticos,  proyectos de investigación relacionados con estos sectores, formación de profesionales y equipos.

Comisariado

Cuando una institución quiere abordar un proyecto expositivo o un evento relevante – sea aislado o en el marco de un museo, una Expo, una conmemoración, etc.- recurre cada vez más a un comisario, que se encargue de la conceptualización y la dirección global del proyecto, hasta su puesta en marcha; según los casos, el comisariado  se extiende durante el periodo operativo de la actividad o sus primeros meses de vida. Un oficio, el de comisario cultural, cada vez más complejo, pues cada vez es más diversa la paleta de temas, recursos y requerimientos de una exposición -u otro tipo de evento-, dirigido a divulgar conocimiento y  atraer visitantes. 

Que es el comisariado cultural

Un oficio artesanal que requiere estar al día de muchas innovaciones útiles a la museografía contemporánea; que exige una inmersión plena en la temática de cada proyecto; mucha creatividad, dedicación y capacidad organizativa; que se nutre de la experiencia. 

Se adquiere estudiando, visitando, analizando y haciendo.  Un comisario, en cada proyecto, acumula mucha experiencia crítica, útil para el siguiente proyecto, que siempre es una nueva aventura.

El comisario asume la responsabilidad conceptual y la dirección de un proyecto, desempeñando tareas como:

  • Definir el punto de partida: del tema, objetivos, plazos y temporalidad, presupuesto, contexto institucional y administrativo, procedimientos y metodología, formatos, ubicación, etc. 
  • Conceptualización: creación de equipos de asesores y expertos; investigación, guionización y primeras ideas espaciales y programas de necesidades arquitectónicas; esbozos e ideas iniciales museográficas.
  • Establecer y liderar el marco y las relaciones institucionales del proyecto.
  • Selección de equipos creativos, técnicos y artístico; procesos de selección y contratación; dirección y coordinación del trabajo de todos ellos. 
  • Dirección de los procesos de desarrollo de proyecto, producción, montaje, puesta en marcha y operación.

Dirección creativa y ejecutiva de proyectos

Los equipos necesarios para desarrollar una exposición multimedia u otro tipo de evento o programación cultural son cada día más complejos y necesitan de una dirección única y clara, que marque la línea de desarrollo, seleccione y coordine el trabajo de los profesionales y  equipos implicados y lleve la batuta en todo el proceso, desde las fases iniciales de desarrollo del concepto hasta la finalización del montaje e interactúe con los responsables del organismo promotor de la iniciativa.  Como en otros sectores culturales, conviven en este campo pequeños equipos con unas pocas grandes empresas punteras, que concentran el grueso del trabajo y crean equipos ad hoc para cada proyecto, encomendando su dirección a profesionales independientes o propios, que trabajarán por encargo de una institución o ocasionalmente desarrollando proyectos propios.

Misión del director creativo y ejecutivo

  • Coordinación con los responsables de la institución promotora de un proyecto.
  • En base a los documentos programáticos desarrollados por los promotores, armar los documentos conceptuales previos (guiones, anteproyectos, definición de tipologías)
  • Definición del equipo necesario para desarrollar el proyecto y selección de los profesionales relevantes.
  • Dirección de contenidos, estilística y ejecutiva de las diferentes etapas del desarrollo del proyecto, producción y montaje.
rockcarvings
rockcarvings

¿Trabajamos juntos?

Si necesita impulsar un proyecto, con creatividad y experiencia, no dude en ponerse en contacto para que descubramos cómo hacer realidad sus objetivos.

Scroll al inicio